Son de SantaRosa La Pampa fueron a buscar a sus bebas y quedaron varados en Ucrania

0
155

Están en Kiev desde el 12 de marzo, como consecuencia de la cuarentena. Tuvieron mellizas mediante una subrogación de vientre, luego de cinco intentos negativos. Previamente habían querido adoptar “sin tener éxito”.

“Ni siquiera tenemos una expectativa de regreso…no tenemos ni idea”, se resgina desde Kiev, Ucrania, el médico traumatólogo santarroseño, Iván Acosta, quién se encuentra varado en ese pequeño país de Europa del este -junto a toda su nueva familia- desde el pasado 12 de marzo.

La pareja viajó pare ser padres luego de un largo tratamiento de subrogación de vientre. El vientre de alquiler, gestación subrogada, maternidad subrogada, gestación por sustitución, o subrogación es la práctica por la que una mujer queda embarazada, lleva la gestación a término y da a luz a uno o más bebés mediante un contrato económico para otra persona o pareja, las cuales se convierten en progenitores.

Ivan, junto su pareja -Jimena Holgado- son los flamantes padres de dos mellizas de casi dos meses de vida, sobre quiénes guardan un estricto cuidado de indentidad.

“Hace 8 años que estamos en pareja…mi señora ya tenía un hijo, Juan Ignacio”, contó Iván en el inicio de una improvisada entrevista por WhatsApp con El Diario.“Pasamos por una enfermedad oncología que produjo esterilidad pero con buena salud. En un momento nos anotamos para adoptar, pero sin tener éxito. Hasta que nos encontramos, por recomendación de un amigo, con la Clínica Biotex, en Ucrania, de subrogación de vientre”, explicó sobre el tratamiento que decidieron hacer.

“Así que allá fuimos en el año 2018 y tuvimos en total cinco intento negativos hasta que llegaron las mellis con fecha de parto para fines de marzo. Sin embargo, como se adelantó todo, llegamos a Ucranica el día 12”, agregó.

Nunca imaginaron el panorama que iban a tener que enfrentar, con la puesta en vigencia de la cuarentena, ante la amenaza mundial de la pandemia del coronavirus.

“Teníamos pasaje de vuelta por medio de Despegar para el 23 de abril por la aerolínea KLM. Sin embargo, la empresa suspendió el vuelo hasta junio y en Despegar la verdad que se portaron muy mal con nosotros…nunca no dieron información y prácticamente perdimos el boleto”, resaltó Iván.

“Después sacamos otro pasaje por aerolína ARG, asesorados por ellos a través WhatsApp, y nos confirmaron como fecha de regreso el 16 de mayo, nos dijeron que era seguro…pero una vez que lo compramos, a los 20 minutos nos llega un mail de cancelación y nos pasaron el vuelo para el 2 de junio”, añadió.

“Sin embargo, con la actual resolución, se pasó todo para el mes de septiembre y todavía no nos saben decir si vamos a poder usar esos pasajes”, completó.

El traumatólogo santarroseño también contó que “las nenas tiene pasaporte argentino emergente, entregado por la Embajada Argentina acá….incluso hasta llenamos los formularios de repatriación esperando noverdades de los vuelos. Así como nosotros hay más parejas argentinas en la misma situación, y en total debemos ser unos 30…incluso algunos con nenes chicos”.

– ¿Qué ha hecho la embajada por ustedes?
– La embajada se portó bien…hasta ahora correctamente. Solo que Ucrania es un destino bastante alejado.

– ¿Dónde están parando actualmente allá?
– Estamos parando en un departamento de la clínica, en Kiev, en el barrio Ciudad Sofia. La verdad es que estamos muy cómodos, pero a partir del 12 de mayo nos tenemos que hacer cargo nosotros hasta que no vayamos.

– ¿Qué hacen en lo cotidiano allá, o qué es lo que pueden hacer?
– También estamos en cuarentena…no salimos más que para buscar comida.

– ¿Corres riesgo de perder tu trabajo acá?
– No, simplemente no estoy trabajando…suspendí mi actividad en febrero…pero como soy autónomo sino trabajo, no cobro.

Propuestas “irrisorias”

Si bien hoy las chances de regresar son cada vez más difíciles, las propuestas que tuvo la familia santarroseña para regresar -antes de la nueva resolución que postergó los vuelos hasta el mes de septiembre- fueron “irrisorias”, según contó Iván Acosta.

“Por ejemplo -indicó- de acá teníamos que pagar un charter a Qatar, de ahí a San Paolo y quedarnos ahí porque no hay vuelos hasta Ezeiza desde ese lugar. Otra que nos ofrecieron fue salir de acá hasta Frankfurt y nada más…”.

“Mis nenas tiene casi dos meses, ahora les tenemos que poner las vacunas…y acá las vacunas son pagas y son muy caras. Vamos a esperar un poco más, porque hasta el tercer mes no hay problemas que no se las coloquemos…pero bueno, el tiempo apremia. Y costo de vida acá, un país europeo, es más caro”, añadió.

El médico traumatólogo santarroseño reconoció que “el caso de Ucrania es muy particular… en España, en Francia, donde hay más argentinos, la repatriación es mucho más accesible. Éste es un país chico y más complicado de llegar”.

“El Colegio Médico me dio un subsidio por dos meses, y ahora tenemos chances de que nos den otro por dos meses más…así que más o menos por ahora nos estamos bancando la situación. Pero necesitamos que se visibilice nuestro caso y tengamos un poco de prioridad y que Ucrania no quede como el último lugar donde ir a buscar gente”, completó.

Fuente: eldiariodelapampa.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here