«Doña Coca» la historia de la narco del barrio Lihué de Guaymallén

0
197

Lourdes Raquel Coca es conocida por los investigadores que trabajan casos de narcocriminalidad en la provincia. El miércoles por la noche, la detuvieron otra vez en su domicilio del barrio Lihué por estar sospechada de comercializar cocaína. Le hallaron medio kilo de esa droga y elementos de corte y fraccionamiento.

“Andaba en la pesada”, contaron los detectives a El Sol. Los sabuesos, al tomar contacto con una nueva denuncia, la identificaron rápidamente y supieron que estaban frente a la mujer conocida como «Doña Coca», nacida el 3 de setiembre de 1971 y con base en el distrito de San José.

Y recordaron sus últimas dos capturas hace más de siete años, cuando fue atrapada con otras mujeres –en una oportunidad, con su hija– en una de las casas que, justamente, le allanaron este miércoles.

El martes 22 de octubre del 2013 a las 16.35, Lourdes Raquel Coca, por aquellos días con 42 años, fue detenida en su domicilio acusada de venta de drogas.

Otra mujer de 30 años se encontraba con ella. Cuando la allanaron, policías que trabajan casos de narcocriminalidad le encontraron entre sus pertenencias 2.589 gramos de marihuana, 213 de cocaína, poco más de 12.500 pesos en efectivo producto de la venta y elementos de corte.

La droga se encontraba fraccionaba en pequeñas cantidades lista para su venta y desparramada en diversos sectores de la propiedad.

Por ejemplo, en el baño dieron con una bolsa verde con marihuana y cigarrillos artesanales. Y del interior de una heladera sacaron otro envoltorio con dos trozos, otra con picadura, además de nueve envoltorios más y un tupper lila con cannabis.

Continuando con la requisa, en un sillón del living hallaron más picadura de marihuana y cigarrillos artesanales, de acuerdo con la información judicial y policial.

Además, en las habitaciones también había marihuana, teléfonos celulares que sirvieron para conocer sus movimientos y casi 8.000 pesos en efectivo. La otra fémina fue identificada como Micaela Ayelén Fernández, quien también quedó a disposición de la Justicia.

«Doña Coca» logró recuperar la libertad con el paso de los días pero continuó con las actividades delictivas, reconocieron los sabuesos de Lucha contra el Narcotráfico.

Tanto es así que, nueve meses después, volvió a ser allanada en su casa por sospecha de comercialización. Esta vez le hallaron más droga y se encontraba con su hija, identificada como Rocío Daniela Coca.

El 22 de julio del 2014 a las 15, los policías irrumpieron otra vez a la casa de «Doña Coca», en la manzana 13, y le secuestraron más de tres kilos de marihuana fraccionada en distintas formas y 20 gramos de cocaína distribuidos en 20 dosis y elementos de corte.

Sobre una mesita de luz había 1.360 pesos, envoltorios de marihuana, las dosis de cocaína y hasta el papel glacé utilizado para armarlas. En otra habitación había un bolso con cannabis, cigarrillos artesanales y los librillos para confeccionarlos.

El patio de la casa también fue revisado y el resultado fue positivo: sobre una media sombra había una bolsa con dos trozos de marihuana con peso total de casi un kilo.

También secuestraron esa droga del living y en una mochila que se encontraba lado de un lavarropas ubicado en la cochera.

«Doña Coca» y su hija fueron a juicio terminaron condenadas por la Justicia federal.

Por las dos causas, la mujer mayor recibió cinco años y diez meses de encierro y su hija tres años de prisión en suspenso.

Hace pocas horas, cuando la mujer de 49 años volvió a caer en las redes policiales, también los policías ingresaron al domicilio de la manzana 13 y otro de la manzana 10.

En total, le encontraron medio kilo de cocaína. Los pesquisas reconocieron que se trata de “una mujer que no paraba de vender droga” a pesar de su situación procesal, debido a que se encontraba con el beneficio de libertad asistida.

 

Fuente: El Sol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here