La belleza del día: “Retrato de María Amelia Sánchez”, de Eugenia Belin Sarmiento

0
7
“Retrato de María Amelia Sánchez” (1891) de Eugenia Belin Sarmiento
“Retrato de María Amelia Sánchez” (1891) de Eugenia Belin Sarmiento (IESARI MATIAS/)

I

Una tarde cualquiera de 1988, Fabiana Barreda, artista, teórica y activista feminista, caminaba por las calles de Palermo cuando, en un volquete, vio que se asomaba un cuadro. No era una obra cualquiera. Se trataba del Retrato de María Amelia Sánchez de Eugenia Belin Sarmiento, pintada casi un siglo atrás.

Las casualidades no existen, dicen algunos En ese momento, la madre de Barreda, Rosa Faccaro —fallecida en 2019—, estaba trabajando como curadora de la muestra La mujer en la plástica argentina I. En el guion curatorial incluía a Belin Sarmiento como una de las tantas artistas desplazadas de los relatos históricos.

Cuando vio en las manos de su hija el cuadro encontrado en la basura, Faccaro habrá sentido que estaba frente a un tesoro invaluable. Entonces lo incluyó.

Hoy Retrato de María Amelia Sánchez se exhibe en el Museo de Bellas Artes. Se lo puede ver, sobre una pared rosa, en la muestra El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950). Es un óleo sobre tela de 57 centímetros de alto por 37,5 de ancho. Fue pintado en 1891 cuando la pintora tenía 31 años.

II

Nacida en San Juan el el 29 de diciembre de 1860, Eugenia Belín Sarmiento es la hija de Eugenio Belín y Faustina Sarmiento. Su abuelo es nada menos que Domingo Faustino Sarmiento. Su tía, la pintora Procesa Sarmiento, fue quien le inculcó conocimientos sobre arte además de la vocación. Comenzó formándose en su casa; luego asistió a la Escuela Superior de Niñas de San Juan, donde su madre Faustina era la directora.

Su gran desembarco en Europa lo hizo cuando su hermano Augusto Belín Sarmiento fue designado cónsul en Amberes. Ella lo acompañó y aprovechó para estudiar con los mejores maestros de la gran ciudad belga. Fue entonces que supo que quería dedicarse al arte del retrato.

Su obra más conocida, sin dudas, es el retrato que hizo de Domingo Faustino Sarmiento en 1889. Se encuentra en la entrada del Museo Histórico Sarmiento. Es, según la crítica, el retrato definitivo de Sarmiento. Dos años después llegó esta obra, la que aquí presentamos, nuestra belleza del día, Retrato de María Amelia Sánchez.

III

Nunca dejó de pintar. Y de a poco las gratificaciones llegaron: sus obras se vieron en la Exposición del Centenario de 1910 donde obtuvo un reconocimiento, también en salones de Bélgica y Holanda. También hizo esculturas, como una de 1938, en honor a su abuelo, a cincuenta años de su muerte.

Sus trabajos se encuentran exhibidas en el Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson y el Museo Histórico Sarmiento de Buenos Aires.

Eugenia Belín Sarmiento murió el 2 de agosto de 1952. Desde entonces, su obra y su nombre fue cayendo en el espiral del olvido.

El insólito rescate del Retrato de María Amelia Sánchez la trajo de regreso con toda su potencia. Por estos días se puede ver el cuadro en la exposición del Museo de Bellas Artes titulada El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950). Sin dudas, vale la pena.

SEGUIR LEYENDO

Click aquí para todas las bellezas publicadas