CASO PAULA TOLEDO: SE CONOCIERON LOS DETALLES DE LOS IMPUTADOS

0
30

Con nuevas declaraciones testimoniales, avanza el debate por la muerte de Paula Toledo, ocurrida en octubre del año 2003, en el barrio El Sosneado. Un policía que trabajó en la investigación posterior a al crimen de la joven, detalló los lugares en los que fue buscado Marcos Grain -único imputado en este juicio-, cuando las autoridades comenzaron la búsqueda de posibles autores del hecho.

El funcionario policial comenzó relatando las primeras medidas que se tomaron en la escena. «Lo primero que encontramos fue un gotero de sangre que iba desde el lugar en donde apareció el cuerpo, hasta unos 20 metros hacia adentro. Luego seguían, giraban e iban hacia adentro del barrio El Sosneado», contó puntualizando: «en la puerta de la casa de Paula había una gota de sangre». Respecto a este último dato, señaló que fue descubierto por un familiar de Paula, dos días después de su muerte.

Este mismo testigo explicó cuáles fueron algunas de las medidas posteriores, aclarando desde el comienzo: «se tomaron todas las medidas que el magistrado nos ordenó».

Así, resumió los días posteriores al asesinato, puntualizando el seguimiento del paradero de Marcos Graín, hoy acusado bajo la calificación de abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte. «Fuimos a buscar a Graín a un frigorífico en San Luis, donde nunca estuvo. Luego llegó una información que decía que estaba en Rincón de Los Sauces (Neuquén), donde sí estuvo pero por muy poco tiempo. Al regresar nos enteramos que había sido detenido en un camping de Puerto Iguazú (Misiones). Nos dijo que su abogado le recomendó que se fuera porque era más fácil defenderlo afuera, que adentro», detalló.

Al igual que ocurrió con otros testimonios, el mismo testigo habló de amenazas recibidas. En particular, dijo que Gauna -vinculado judicialmente a la causa- amenazó a uno de sus hijos en una oportunidad y que hace 3 años, un grupo de persona lanzó bombas molotov contra su domicilio. «Lo asocio con esta causa», dijo el policía.

El funcionario también hizo foco en la situación de Sánchez, otro de los involucrados con el caso. «Su madrastra declaró que él había llegado ensangrentado esa noche y que tras murmurar con su padre, tiró la ropa a un canal», dijo y recordó que tanto Sánchez como Graín eran parecidos y tenían tatuajes similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here