Vecinos de zonas aledañas advirtieron a la policía de la fiesta clandestina pero cuando los efectivos acudieron al lugar aseguraron no haber visto gente ni escuchar sonidos.

Luego de unas horas los videos de la fiesta que filmaron algunos participantes empezaron a aparecer en redes sociales y fue ahí cuando la policía pudo comprobar la existencia de la fiesta y dar con el DJ que participó.

Las declaraciones del joven DJ fueron contundentes ya que expresó que: «había sido invitado para hacer un live streaming, y que se suponía que no iba a haber gente»

El DJ denunció haber sido engañado y que en el lugar todos actuaban «como si no existiera una pandemia».

Los organizadores de la fiesta se aprovecharon de la situación convocando al artista como parte de un proyecto que acompañaba a artistas y marcas locales, se las rebuscaron para que el evento sea en el campo y así no ser detectados con facilidad por las autoridades

Ante lo ocurrido, la Oficina Fiscal N° 5 comenzó una investigación, pero todavía no se conocen imputaciones por la violación del artículo 205.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here