Gastón Cisterna (24) es oficialmente un ingeniero nuclear. Cursó sus estudios en el prestigioso Instituto Balseiro de Bariloche y luego de obtener el diploma regresó a su San Rafael natal.

Con pandemia de coronavirus o no, las exigencias son altas y egresar del Centro Atómico en Bariloche no es cosa fácil. Sin embargo Gastón está convencido que no se trata de una mente brillante sino de tener predisposición necesaria y la disciplina para el estudio.

“No es necesario ser inteligente en la vida, hay que ser disciplinado”, dijo el flamante ingeniero nuclear en diálogo con LV4 Radio Nacional San Rafael.

Gastón inició su camino en la ingeniería en Mendoza. Durante los dos años que cursó la carrera de Mecatrónica, se fue preparando para ampliar el horizonte y así fue como en julio de 2017 la primera etapa de su desafío concluyó con éxito.

__________________________________________________________________

ESPACIO PUBLICITARIO

__________________________________________________________________

El joven sanrafaelino logró ser uno de los 55 estudiantes que aprobaron el examen de ingreso de entre más de 200 aspirantes. Además, Gastón fue uno de los dos mendocinos que lograron ingresar a Ingeniería Nuclear ese año.

“El examen de ingreso fue muy duro, pero mejor que haya sido así porque me preparó para lo que se me venía”, comentó.

Esa disciplina que remarcó Gastón se traduce tanto en el estudio como también en la convivencia diaria dentro del Instituto Balseiro.

Hay que estudiar desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche y prepararse para aprender mucho y muy rápido. Eso te lo da la disciplina, pero demás hay que cocinarse y encargarse de todas las tareas en los pabellones” que comparten con los otros alumnos en el Centro Atómico de Bariloche.

Gastón ya tiene el diploma de ingeniero nuclear bajo el brazo pero a partir de ahora se abren múltiples posibilidades para su futuro profesional, sin embargo por ahora elige disfrutar de las milanesas de la madre en su casa en San Rafael y ya habrá tiempo para decidir.

“Estoy seguro que no voy a trabajar en un reactor nuclear, pero hay un montón de campos de la ciencia y disciplinas que puedo seguir. Por ahora estoy disfrutando las milanesas de mi mamá, dijo a la emisora sanrafaelina.

Fuente: viapais.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here