La odisea del camionero mendocino que tuvo un preinfarto en San Luis

0
73

Un chofer de camiones oriundo de Mendoza sufrió un preinfarto en plena ruta mientras transitaba por San Luis, que derivó en situaciones de destrato a pesar de su condición de salud, entre las demoras en la atención médica como en el tiempo que debió esperar para volver a pisar nuestra provincia.

Martín Samia, de 43 años, se encontraba conduciendo por la localidad de Balde, aproximadamente a  unos 60 kilómetros de la capital puntana, cuando comenzó a sentir que le faltaba el aire. De inmediato, el conductor profesional se orilló porque se había descompensado. Bajó del vehículo y cayó desvanecido.

Samia fue socorrido en principio por otros colegas que se detuvieron al ver que estaba detrás de su camión a un costado de la ruta. Los choferes llamaron al 911 y una hora y cuarto después, aproximadamente, el mendocino logró ser trasladado en una ambulancia del Gobierno de San Luis a un hospital de la capital

Según detalló Sergio Olivencia, propietario de Alser Logístico SRL, la firma para que la que el chofer estaba llevando una carga, Samia fue atendido en la guardia del hospital puntano hasta que fue compensado. No se le hizo ningún estudio pero se consignó que había ingresado por «falta de aire, dolor en el pecho y ahogo«.

Posteriormente, le dieron el alta y lo trasladaron hasta el límite con Mendoza, en Desaguadero. Pero allí no terminarían las peripecias del camionero. Los policías mendocinos lo hicieron esperar en una silla, porque por protocolo tenía que esperar hasta el día siguiente para poder reingresar a nuestra provincia.

En ese punto, el Gobierno de Mendoza realiza test rápidos a los conductores profesionales que llegan a la provincia. Eran alrededor de las 21.30, según detalló el empresario a El Sol.

Hasta el Arco Desaguadero había ido una camioneta de la empresa para buscarlo y llevarlo hasta un centro asistencial en el Gran Mendoza. Sin embargo, no fue sencillo, puesto que Samia todavía no podía cruzar el límite interestatal.

El camión, en tanto, había quedado varado en la ruta y la firma de logística había enviado a otro conductor. No fue la única gestión que tuvieron que hacer. Hubo llamados con el jefe de la Policía, Roberto Munives, que permitieron que Samia finalmente pisara territorio mendocino tras horas de estar sentado en la comisaría de Desaguadero.

Uno podría creer que todo terminaría ahí, pero las situaciones que se están dando por la emergencia sanitaria han provocado más de una incordio. El chofer fue trasladado desde La Paz hasta Guaymallén, donde se encuentra el hospital del gremio de Camioneros, Santa Isabel de Hungría.

En esa clínica lo mandaron a su casa porque, según indicó Olivencia, «sólo atienden las urgenciasLe dijeron que si se sentía mal, que volviera«. Así, el conductor de 43 años regresó a su hogar tras una larga jornada. Pero en la mañana siguiente volvió a la Santa Isabel y, según confirmó el empresario, logró que lo atendieran alrededor de las 15 de este lunes. A partir de ahí, comenzó a hacerse estudios que le permitirán saber qué le ocurrió en la ruta.

«Es una desidia total, los conductores tienen que recorrer distintas provincias para llegar con el abastecimiento», sostuvo Olivencia. «Estamos expuestos a estas situaciones en todas las provincias y lo venimos denunciando en nuestras cámaras. No conseguimos que comulgue una provincia con la otra, una locura total«, graficó para dar cuenta de los problemas que se encuentran los camioneros que tienen que transitar por una Argentina en emergencia sanitaria con provincias cuya realidad epidemiológica es despareja.

En este punto, el empresario que está afiliado a Aprocam -la cámara que nuclea a los transportistas- apuntó que los mayores problemas los tienen en Cuyo. «Se ha perdido un respeto y el destrato que han tenido sobre todo con San Luis y San Juan«.

Desde que se inició la pandemia, los choferes han sido objeto de restricciones en su tránsito en varias provincias ya que por su condición de trabajador esencial se los ha visto como portadores potenciales del virus. Entre ellas, la imposibilidad de bajar en los paradores habituales para poder hacer sus necesidades o descansar un tiempo.

En Mendoza, el Gobierno activó una serie de protocolos para su tránsito por la provincia, ya que es paso internacional obligado hacia Chile y hacia Brasil, dos países con alta cantidad de casos. Estos protocolos surgieron luego de que se detectaran los primeros contagios en transportistas en Mendoza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here